Lunes, Octubre 5, 2020 - 18:00 to Domingo, Octubre 11, 2020 - 23:45

El Triángulo de Verano se observa en la época del verano en el hemisferio norte, y por ello tiene ese nombre. No es una constelación, sino un asterismo -figura que se hace uniendo estrellas de manera imaginaria- en este caso, formado por tres estrellas brillantes, Vega, Deneb y Altair, que están en tres constelaciones diferentes.

El Triángulo de Verano es enorme. Al caer la noche se puede buscar la estrella más brillante en el oriente; esa es Vega, la estrella más brillante de la constelación de Lyra, el Arpa. Ahora se puede observar hacia abajo de Vega en busca de otra estrella brillante; esa es Deneb, la más brillante estrella en la constelación Cygnus, el Cisne. Y por último mirar hacia la parte superior derecha de Vega para localizar la tercera estrella, Altair, la estrella más brillante de la constelación de Aquila el Águila.

Si una persona se encuentra bajo un cielo estrellado oscuro en una noche sin Luna, podrá observar también la gran franja de estrellas lejanas conocida como la Vía Láctea pasando entre Vega y Altair, mientras la estrella Deneb navega en medio de este río de estrellas.

El Triángulo de Verano también sirve como un calendario estelar. Cuando este assterismo aparece sobre el oriente al atardecer, marca el inicio del verano en el hemisferio norte. Cuando al atardecer ya se observa en el cenit, anuncia la llegada del otoño. Y cuando ya está cayendo por el occidente, en el momento de puesta del Sol, anuncia la llegada del invierno.

En la próxima emisión de  Bajo el mismo cielo del Planetario de Bogotá se hablará con más detalle de esta interesante región del cielo. Esta cápsula de video será emitida por las redes sociales  el lunes 5 de octubre de 2020 a las 6:00 pm.

Lugar: Otro
https://www.facebook.com/PlanetarioDeBogota/