Hoy jueves 18 de febrero a las 2:30 p.m., el rover Perseverance de la NASA estará aterrizando en Marte. Esta no es la primera vez que la agencia espacial envía una misión al planeta rojo, de hecho, es la novena. Sin embargo, los objetivos de este vehículo en particular son diversos y cruciales para investigaciones desde los ámbitos tecnológicos, biológicos, geológicos, entre otros. 

La tecnología de este robot, que por fin aterrizará luego de siete meses de trayectoria, se estará poniendo a prueba apenas cruce la atmósfera y se prepare su sistema de aterrizaje controlado sobre la superficie de Marte. Si la misión es exitosa, las muestras que serán recolectadas por el Perseverance serán esenciales para conocer si alguna vez existió vida en este planeta seco y frío. Según indican varios estudios, la atmósfera y las condiciones de Marte pudieron haber sido similares al de la Tierra hace alrededor de 3.500 millones de años; su campo electromagnético era más intenso, así como su actividad geológica, hechos que conllevan a considerar la existencia de agua en algún punto y, por ende, la presencia de vida, por lo menos microbiana. 

El vehículo estará aterrizando en una región llamada el cráter Jezero, lo cual en lenguas eslavas significa lago, precisamente por la existencia de sospechas de que en este lugar alguna vez corrió el agua. Aquí, el Perseverance perforará y hará un tamizaje de los sedimentos de Marte en búsqueda de rasgos que pudiesen indicar actividad microbiana. 

Sin embargo, a pesar de que este es el principal objetivo de la misión, también tiene otros específicos. Por un lado, esta es la primera vez que se lleva un vehículo con control de vuelo a otro planeta, y esto es un gran reto tecnológico debido a la diferencia de condiciones de Marte a las de la Tierra en aspectos como la gravedad y la presión. Así mismo, se estará probando nuevamente la tecnología que ha sido implementada en otras misiones como la Curiosity, anterior a la actual, como los sistemas de entrada. 

Otro aspecto importante desde el punto de vista tecnológico, y que dará luces sobre la posibilidad de desarrollar una colonia humana en Marte, es que el rover estará llevando un objeto que buscará generar oxígeno a partir del dióxido de carbono de la atmósfera de este planeta. Esta tecnología se llama MOXIE y permitirá analizar las posibilidades de llevar a cabo esta transformación a escala planetaria. 

El Planetario de Bogotá estará realizando una transmisión en vivo de la llegada de esta misión de la NASA a Marte, imágenes que serán acompañadas por una conversación entre Laura Cháves y Mariana Villamil de Colombianas Haciendo Investigaciones en Astrociencias - CHIA, Wilson Valderrama de la Asociación de Astronomía de Colombia - ASASAC y un moderador del Planetario, expertos en los temas. 

Podrá seguir el evento en vivo en las redes sociales del Planetario de Bogotá y en la página de Idartes en casa a partir de las 2:30 p.m.