Este jueves 6 de agosto a las 3:00 p.m. el Planetario de Bogotá tendrá un Facebook Live sobre astrofotografía. Consejos útiles para probar esta técnica desde casa.

La primera invitación es a observar el cielo con paciencia y asombro desde cualquier terraza, balcón o ventana; la segunda, es a hacer un registro fotográfico de lo que vemos. La captura del cielo diurno y nocturno resulta ser un pasatiempo satisfactorio debido a que revela con detalle la belleza natural del universo.

La fotografía astronómica o astrofotografía es una disciplina que requiere de algunos equipos y de soportar muchas noches de tomas y cielos nublados con pequeños espacios de observación. El resultado de esa suma es majestuoso.

Foto: José Efraín Guataquira

 

A continuación se presenta la primera parte de una serie de guías para realizar astrofotografía desde casa con instrumentos básicos y consejos útiles que hará el Planetario de Bogotá, escenario del Instituto Distrital de las Artes – Idartes. En las siguientes entregas hablaremos de procesamiento de las imágenes, características técnicas de los equipos y retratos de objetos de espacio profundo.

Guía para principiantes

1. Responder la pregunta: ¿con qué equipos se cuenta para realizar fotografía?

Los básicos para hacer astrofotografía son:

Cámara: de esto dependerá la calidad (resolución y nitidez) de las imágenes. La variedad de cámaras que se encuentran en el mercado es amplia, algunas permiten manejar parámetros que mejoran el proceso de captura y otras incorporan sensores de mejor calidad y tamaño que dan buenos resultados. Sin embargo, para este ejercicio inicial se podría utilizar cualquier cámara. El valor está en reconocer sus potencialidades y límites para así aprovecharla en mayor medida.

  • Cámara de celular: hoy los celulares cuentan con herramientas para realizar fotografías de calidad, pero antes de afirmar la pertinencia para utilizarlos en ejercicios astrofotográficos, hay que pensar en la resolución, los modos en los que es posible variar la velocidad del obturador (tiempo de exposición), el ISO, el enfoque y el balance de colores, considerando su margen. Estos aparatos pueden servir como un instrumento para realizar astrofotografías, aunque es importante reconocer que tienen limitaciones pues los parámetros generalmente tienen intervalos cortos de variabilidad o simplemente una baja resolución.
     
  • Cámara de bolsillo: aunque cada vez son menos comunes, aquellas que se utilizaron para retratar los cumpleaños familiares o que se llevaban en los viajes o excursiones pueden ser instrumentos útiles para tomar fotografías astronómicas, especialmente de campo amplio o de paisajes nocturnos. Al igual que con la cámara de los celulares, se deben tener en cuenta los parámetros de captura, pero lo especial de estas cámaras es el rango de variabilidad, pues permite mayor tiempo de exposición o incluso mayor sensibilidad a la luz.
     
  • Cámara réflex: sin duda, esta es la mejor opción. La posibilidad de cambiar el objetivo, variar el tiempo de exposición para capturar más luz de objetos tenues, como las estrellas, y controlar la apertura del diafragma —que entrega el dominio para mostrar detalles o hacer más intensa la fotografía—, hacen que esta sea el instrumento ideal. Además, al combinarlo con un telescopio se pueden capturar objetos de espacio profundo.

Accesorios: tal vez el accesorio más importante y el único necesario para los primeros ejercicios fotográficos es el trípode, pues garantiza que lo capturado no sea una imagen distorsionada por el movimiento o la vibración de la cámara.

2. Determinar un lugar desde donde se pueda contemplar la mayoría del cielo

Se recomienda una terraza. La intención es tener la menor cantidad de obstáculos que oculten algún objeto o encuadre interesante y alejarse de focos de luz callejeros que se convierten en un impedimento para identificar cuerpos celestes o en una fuente de ruido en las fotografías.

3. Hacer un plan de observación

En lugares donde la contaminación lumínica es baja y las condiciones atmosféricas son propicias para realizar estas prácticas, se logran ver miles de objetos en una noche. Si bien resulta atractivo pensar en capturar cualquiera de estos cuerpos, se recomienda hacer un plan de observación, es decir, identificar los elementos de interés y así concentrar los esfuerzos para lograr retratarlos o realizar una composición con ellos. Algunas herramientas recomendadas para este proceso van desde la tradicional carta celeste, hasta las tecnológicas que simulan el firmamento. Algunas pueden ser: Stellarium que tiene versión en línea o para ordenador y móvil o las aplicaciones Star Walk 2, Solar System Scope, Sky Map o Skyview, que facilitan el reconocimiento de estrellas, planetas, nebulosas o cualquier objeto celestes.

Foto: José Efraín Guataquira

Después de seguir estos consejos, es hora de atreverse a capturar el cielo. Como primer ejercicio se propone tomar una fotografía de paisaje nocturno o astrofotografía de campo amplio.

Desde el lugar de observación ubique la cámara y elija el modo manual, nocturno o pro, varíe el tiempo de exposición, el ISO y combine los elementos del paisaje y los objetos celestes. Aquí un ejemplo:

Foto: José Efraín Guataquira

Este es el resultado de una noche de observación utilizando una cámara de bolsillo. ¿Pueden determinar cuál es la constelación que se encuentra en la parte superior de la toma?

Foto: José Efraín Guataquira

Otro ejemplo, entre las nubes resaltan tres objetos: dos puntos muy brillantes y la Luna.

Para saber más detalles sobre la toma de astrofotografías, este jueves 6 de agosto a las 3:00 p.m. en  el Facebook @PlanetarioBog y en la plataforma Idartes en casa se transmitirá una charla en vivo junto con Andrés Molina y Diana Rojas, dos astrofotógrafos colombianos que compartirán su experiencia cazando objetos en el cielo.

 

Por Miguel Valbuena // Fotos: José Efraín Guataquira