Reseña
andrea.uribe

La vida de las hormigas

Las antenas que en las hormigas suplen a los ojos, pues tienen la vista tan baja que muchas son ciegas, por así decirlo, suplen también la palabra. 
Maurice Maeterlinck 

La historia de un pueblo insólito, así es como describe el escritor belga Maurice Maeterlinck a las hormigas; como una especie gregaria con un lenguaje aparentemente secreto y de contacto que a través de la organización logra cosas descomunales y únicamente para la colectividad. Maeterlinck, que vivió entre 1862 y 1949 y escribió ensayos y obras de teatro, ya había dedicado dos textos a las abejas y a las termitas; podría decirse que su curiosidad se extendía sobre todo a animales que viven juntos y que dedican su quehacer a los otros.

Como muchos de los textos de Maeterlinck, que ganó el Premio Nobel de Literatura en 1911, el ensayo La vida de las hormigas une observación, lecturas exhaustivas y preguntas precisas para crear una maraña de datos que ayudan a entender el comportamiento de estos animales y sobre todo a despertar asombro. Además, el autor plantea preguntas de asociación o distancia entre el comportamiento humano y el de la especie, para crear un lente bajo el cuál observar otros animales, sea también vernos en reflejo y cuestionar las maneras que hemos creado para vivir. 

Tal vez lo que más sorprende en la lectura es la reiteración sobre el carácter social de las hormigas. En cada página aparecen como organismos completamente hechos para sus hormigueros. “Todo lo que busca y almacena sin reposo, con peligro de su vida, no está destinado sino al odre colectivo, al insaciable saco de la comunidad; a los huevos, a las larvas, a las ningas, a las compañeras y aún a lo enemigos. No es sino un órgano de caridad”, escribe Maeterlinck.

Bajo este texto, el universo diminuto de las hormigas se amplía y nos permite observar los movimientos, la fundación de sus cuidades portentosas y subterráneas, los nidos, el ataque y las defensas, las formas en las que se comunican, el verdadero uso del alimento, sus experimentos con la ganadería y su asociación con los hongos. El zoom que hace Maeterlinck nos deja ver lo complejo y elaborado que es el sistema de un animal que a veces percibimos como simple. 

La vida de las hormigas
Maurice Maeterlinck 
Taller de edición Rocca
220 páginas

 

Más artículos

Noticia

Convocatoria permanente de astrofotografía

Noticia

Titán: una esperanza astrobiológica

Reseña

El orden del tiempo

Noticia

Los hechizos perdidos

Noticia

Manga, cine, cómic y videojuegos en el Festival Geek 2024

Noticia

Las experiencias se viven en el Planetario de Bogotá

Noticia

Planetario Nocturno Marzo 2024

Noticia

¡Nidos y Planetario de Bogotá explorando el universo con los más pequeños!

Reseña

Coyán, una crónica del roble nativo

Reseña

En el fin del mundo